sábado, 6 de diciembre de 2014

Respuesta a Robert Gilles Redondo


Por Luis "Balo" Farías

Con mi afecto, estimado Robert Gilles Redondo, creo que dado lo denso y profundo de su carta-análisis con respecto a mi artículo  “Las Propuestas de los líderes venezolanos, ante la crisis?”http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/2014/11/propuestas-de-lideres-venezolanos-para.html?spref=tw… merecía una respuesta ilustrativa de nuestro pensamiento como movimiento constituyente en busca de un mejor país, porque si de algo estamos convencidos es de que OTRA VENEZUELA ES POSIBLE.
Nos vamos a permitir hacerla pública por considerar que sirve de guía y ordena tantas preguntas que a diario nos hacen en este largo trajinar, Y lo hare resaltado en letra cursiva y entreverado (termino que define nuestra tradicional carne en vara) para no perder el contexto de sus inquietudes.


Estimado Señor
Luis Farías:

Me permito escribirle las presentes líneas, a modo de diálogo entre hombres libres que quieren libertad, y que son producto de sus hondas reflexiones sobre las salidas a esta hora tan aciaga que vive nuestra patria.

Haciendo Usted un repaso sucinto a las propuestas realizadas por María Corina Machado, Henrique Capriles, Leopoldo López y, por último, las de Nicolás Maduro, el ilegitimo, las cuales, en su opinión no presentan una alternativa concreta para superar el cancerígeno –permítame el calificativo- modelo centralista que desde siempre ha acompañado la vida republicana venezolana, aunque en teoría la Constitución “vigente” de 1999 establece un Estado Social y Democrático de Derecho y de Justicia, federal descentralizado. Hoy, sin duda alguna eso no existe. El Estado venezolano es fallido y totalitario (en cuatro palabras: Estado federal de poder centralizado- EFC-) Concuerdo, pues, en la necesidad de cambiar el modelo, digo yo de forma radical, para superar de una vez y para siempre este abismo en el que nos sumió la revolución de Hugo Chávez y sucesor (Nosotros puntualizamos para evitar el reformismo inútil frente a un Estado Federal de poder centralizado (EFC) irreversiblemente agotado; que lo que se plantea es la sustitución del EFC por un Estado federal de poder descentralizado- EFD- una conclusión a la que llegamos por estudio de la historia Constitucional de Venezuela, la antigua y la contemporánea). Te Obsequiamos nuestro trabajo 1) Crisis https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDcHk2LXVoZzU5YVk/edit?usp=sharing…2) Proyecto País https://drive.google.com/file/d/0B6yI0gUROWzDR29KUFBDQ0JPa2c/edit?usp=sharing  … …

María Corina Machado, indudable líder de la resistencia democrática, una mujer increíble, que se echó en los hombros al país contra todo y contra todos, ha propuesto el Congreso Ciudadano como estrategia para resolver ese «quo vadis Venezuela?» que aún no hemos sido capaces de respondernos a nosotros mismos, como individuos y como sociedad.(Para nosotros es claro hacia dónde va Venezuela de continuar con el mismo EFC neocomunista tiránico. Va al total colapso  con las consecuencias que esto pueda traer ; o si reedita el EFC socialdemócrata de la IV traerá un poco e alivio a los infiernos actuales pero seguirá la mediocridad creciente: un país pobre asentado sobre riquezas naturales incalculables) Pero en su intento organizativo ha fracasado por la evidente excomunión de la MUD a su persona y a su proyecto.(Pensamos que MCM a pesar de su arrojo y valentía, No ha avanzado aún más en la aceptación popular, porque su mensaje carece de una propuesta pertinente que entusiasme y vaya al fondo del problema, no que se quede en las consecuencias de la crisis y la fervorosa y emotiva promesa de resolverlas; eso se parece mucho al mensaje populista de los últimos años de la IV y la V) Ahí hay una fractura incuestionable y sumamente grave. Leopoldo López por su parte habló de “la salida”, que antes y durante las protestas no supimos a ciencia cierta qué era, pero luego en su presidio planteó la Asamblea Nacional Constituyente, (LL tampoco ha dicho para que desea una ANC y cómo es que esta resolverá la crisis. Ha mencionado vagamente ideas generales de cambio del sistema político sin decir en que consiste ese cambio. Muestra igual carencia de contenido que MCM en su propuesta. No obstante, valoramos altamente las luchas de MCM  y LL)) una idea que más adelante desarrollaré pero a la cual considero totalmente descabellada. Otra fractura, con la agravante del olvido y confinamiento insolidario que casi todos los partidos de la MUD le han dado. (Todos los Partidos Políticos de la MUD, Todos aman la perpetuación del EFC socialdemócrata al cual desean volver, volver; y cada uno desea proveer el nuevo rey del EFC).  
 De Henrique Capriles no tengo mucho por decirle. Sólo que su complejo “mesiánico” es ya una traba para la unidad nacional que tanto necesitamos concretar. En realidad, si soy sincero, nadie me ha decepcionado más que el Gobernador del Estado Miranda, por lo que opinar sobre él sería caer en el terreno de una estéril crítica.
Y respecto a las opciones planteadas por Nicolás Maduro, el ilegitimo, ahí sí que no tengo absolutamente nada que comentar. 
Más adelante me permitiré compartirle mis opiniones sobre qué hacer y cómo hacerlo para salir de este laberinto.
Así propone Usted el Proyecto País Venezuela Reconciliada, que busca «Lograr un cambio del actual modelo de EFCentralista, por un EFDescentralizado, simplemente cambiando las características del Centralismo que tiene atrapado al país desde hace más de doscientos años (con énfasis en los últimos) en el más infame atraso e inmerecida destrucción y opresión». Para ello se precisa «Convocar y coordinar, por iniciativa popular del electorado, una Asamblea Nacional Constituyente, sin intervención de los poderes constituidos, tal como lo estatuye la Constitución vigente en sus artículos 347, 348 y 349, que se encargue de elaborar una nueva Constitución cuyo objetivo central sea que permita sustituir el EFCentralizado».

Como cité anteriormente, Venezuela es un Estado federal descentralizado, como lo establece el artículo 4 constitucional. El carácter federal es uno de los valores republicanos adquiridos progresivamente que más debemos respetar, por cuanto los tres niveles de gobierno que ejercen el Poder Nacional son el mecanismo más idóneo para anular cualquier abuso de poder. (Una cosa es lo que dicen las Constituciones y otra muy diferente, y opuesto, es la realidad. Ahí está el engaño  que ha sumido al país en el atraso. Lo que usted llama ‘valores republicanos adquiridos progresivamente’ jamás se ha respetado  de manera cabal y adecuada; más bien la monstruosa centralización del poder en el Presidente de la republica de turno, ha propiciado toda clase de abusos  y violaciones a la Constitución)

Debo reconocer, lógicamente, que en la práctica el Estado federal descentralizado ha sido muchas veces letra muerta (Todas las veces ha sido letra muerta)

Si algún concepto puede explicar por qué ha fracasado en parte la Constitución de 1999 y, retrospectivamente la llamada IV República, es por la implantación consumada por parte del régimen de la unicidad del poder, es decir, el ejercicio de todos los poderes (legislativo, judicial, moral y ciudadano) ha sido asumido por el Ejecutivo. (Eso se llama EFC) Esto pudiera en términos generales hablarnos del fracaso evidente del sistema federal en Venezuela. (La Constitución de 1999 y las anteriores han implantado sin excepción una centralización del poder, eso que usted llama ‘unicidad del poder’, de perfil monárquico: mono, uno, árquico; que manda. Uno solo tiene todo el poder, Eso se llama EFC)

Ese profundo cambio de modelo que reclama nuestra historia no debe sacrificar el valor de la federación para dar paso al sistema autonómico. Dicho sistema contraviene, en mi opinión, los llamados principios pétreos que son los de la independencia nacional y la integridad territorial, sobre todo por esa recurrente tentación de los caudillismos regionales que tanto daño le hicieron al país en el siglo XIX. (El modelo de EFD no sacrifica en lo absoluto el valor de la federación, más bien le da el verdadero valor a  cada entidad federativa, sea estado, provincia, Lander, Cantón, municipio,  etc.; para que pasen a integrar una verdadera federación de entidades autónomas como debe ser, no la federación de entidades omnidependientes del presidente de la republica imperial. Los principios pétreos – independencia nacional y e integridad territorial -  se garantizan en la Constitución. No existe ni un solo ejemplo en la historia universal de un país regido por una Constitución que contenga un EFD y dispone una Federación  entidades subnacionales integralmente autónomas que haya dado lugar a caudillismos como los que conocimos en el siglo XIX en Venezuela dentro del EFC, por los cuales usted aparentemente está condenando fatalmente y sin remedio al EFD. Nómbrenos por favor un solo ejemplo de caudillismo regional, decimonónico, autoritario y opresor dentro  algún EFD desde que EE UU fundó el primer EFD  en 1787).
El proceso constituyente que urgimos surgirá indefectiblemente de un proceso fáctico (no entendemos muy bien que quiere usted decir con `”fáctico”, si se refiere a golpe de estado militar o asonada popular violenta, podemos decirle que esas no son, históricamente las únicas vías para sustituir vía ANC a un EFC por un EFD. Hay otras como esta:
Rafael Poleo, informa en EL NUEVO PAÍS, en su columna CORTO y PROFUNDO del 26/11/14- Lecciones de transición dictan a los cubanos, que  con miras a la firma del acuerdo político a firmar el 8 de enero, el Canciller español explica a los altos jefes castristas en La Habana cómo se hizo la transición del franquismo a la democracia.
El ministro español de Relaciones Exteriores está en Cuba negociando la parte más difícil del acuerdo gracias al cual Cubazuela, derrengada por la aventura totalitaria, regresará a la comunidad democrática en busca de comida.
Se trata no de convencer a los jerarcas revolucionarios de que el 8 de enero firmen el indispensable “restablecimiento de los Derechos Humanos y las libertades individuales”, sino a los cuadros medios y a los radicales que por emoción e intereses rechazan el cambio.
La parte sólida en la gestión del canciller García-Margallo fue el lunes en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales de la Habana, donde dictó una conferencia sobre la transición de tiranía a democracia, tema en el cual España tiene la autoridad que confiere una experiencia exitosa.
No dijo el español algo que ignoraran los asistentes pero sí emitió un mensaje que ablandará la opinión de la masa castro-chavista y adelanta cómo será la cosa. García-Margallo explicó que la transición comienza por devolverle a la sociedad “las libertades de asociación y expresión para luego pasar al ejercicio del voto” (…) “Estas libertades ejercidas durante el año y medio previo a las elecciones democráticas de 1977 facilitaron (en España) un intercambio de pareceres y se creó una opinión pública madura que fue a votar con conocimiento de causa”.
Claves fueron –agregó—“el respeto a la legalidad, el consenso y el deseo común de evitar la confrontación”. Decisiva fue la amnistía, que no dejó ni un solo preso o exilado por razones políticas. Así se allanó el camino para la transición del franquismo a la democracia.
El solo hecho de que el gobierno cubano tenga al Canciller español explicando esto a los cubanos, indica en los Castro la voluntad de firmar el acuerdo. Éste contiene amnistía también para ellos y sus descendientes, quienes vivirán libres de persecuciones, disfrutando de una colosal herencia en dinero.
Cabe destacar que en Venezuela todo será más fácil, porque, bien mirada, la revolución no llegó a dañar irreversiblemente la sociedad y la economía—con la importante excepción de PDVSA, que merece comentario”.
En España después de más de treinta años  se le ocurrió al severo juez Baltasar Garzón, remover los robos y crímenes franquistas y salió inmediatamente del sistema judicial español.
En Venezuela al igual que en España, si se hace la luz en la cabeza y el corazón  del PSUV y la oposición, la transición de la dictadura a la democracia es la sustitución por consenso del Estado federal de poder centralizado( EFC) por un Estado federal de poder descentralizado(EFD) vía Gobierno de transición  previo estas señales:

Libertad de todos los presos políticos y repatriación  de los exiliados por razones políticas.
Designación de un CNE independiente, vuelta a las elecciones manuales, depuración del REP y garantizar la presencia de observadores internacionales en todas las etapas del proceso.
Designación de los poderes que están vencidos
Restitución de las libertades de asociación, expresión y prensa.
Reincorporación de MCM a su curul.
 Designación de un Gobierno de transición  con clara determinación de su: 1.  Composición unitaria por consenso PSUV oposición militar y civil 2.  Duración (¿por lo que queda de período presidencial o por tres años?) 3. Programa de Gobierno bien definido de  al menos siete   puntos:(a)  Plan de medidas de emergencias contra los infiernos: inseguridad. Desempleo, inflación, cancelación de los regalos a los países chulos, repatriación de los cubanos, revisión de los convenios con China, Cuba, Rusia, Irán, etc. (b) Renuncia de la Directiva de la ANL. Promoción de un Gran debate nacional sobre el origen y solución de la crisis con base a la propuesta del MID Táchira y la APUCV. (c) Elecciones parlamentarias en diciembre 2015. (d) Designar en la nueva ANL una comisión de siete constitucionalistas (uno por el PSUV, otro por la MUD.  Otro por los militares retirados. Otro  independiente. Otro por Fedecamaras, otro por la CTV y otro por una ONG representativa encargada de redactar en el plazo de 8 meses un anteproyecto de Constitución que contenga una Estado federal de poder descentralizado – EFD- con Régimen de Gobierno Parlamentario. 
(e) Revisión/Aprobación  en la ANL del anteproyecto de Constitución. Referendo y promulgación de la Nueva Constitución. Algunas personas consciente o inconscientemente están planteando un falso dilema: Constituyente o Parlamentarias. Ese no es el meollo/dilema de la crisis. Es este: Estado federal de poder centralizado (EFC) o Estado federal de poder descentralizado (EFD).
El MID Táchira no propone;  como sugieren maliciosamente algunos, sin leer la propuesta del MID, convocar una Constituyente administrada por el actual u otro parecido CNE.

La Constituyente es uno de varios medios para sustituir un EFC por un EFD mediante una nueva Constitución, pero no es el único.

El Congreso Nacional de 1959  designó dos comisiones que se fundieron en una  y redactó lo que después fue la Constitución de 1961 que sustituyó  el EFC militar dictatorial, por un EFC socialdemócrata. Este procedimiento se podría  repetir de nuevo si privara un mínimo de sensatez en el PSUV y la oposición.

La salida de este régimen no será electoral, estoy convencido tercamente de esto. No será una novedad política para nuestra historia. Las Constituyentes en Venezuela han sido como la de 1811, la primada, luego de la ruptura el 19 de abril de 1810 con el Reino de España; la de 1863, después de la Guerra Federal; la de 1901, después de la Revolución Liberal Restauradora, de la 1946, después de la Revolución de Octubre del año 45; la de 1961, después del 23 de enero de 1958, cuando entonces pusimos fin a los regímenes dictatoriales y establecimos la novedosa democracia  (La novedosa democracia representativa  de Partidos políticos, a la que le debemos tanto y a la que hay que ponderar en su justo valor sin sacralizarla ni momificarla, se agotó. El binomio EFCsocialemocrata/democracia representativa de Partidos políticos, cumplió su papel sucesor más avanzado que el EFC militarista. Pero no es eterno, su democracia, larval, incipiente, inicial tampoco es eterna.
Se agotó de manera natural después de cumplir con su papel gracias a su incapacidad y a la corrupción que indefectiblemente la ahogó, le tendió la cama a la dupla EFCneocomunista/democracia representativa degenerada formal aparente. Es decir ya no le queda más vida al EFC hay que sustituirlo por una nueva dupla más adelantada y probadamente superior en todo el I mundo: el binomio  EFD/democracia representativa de PP, participativa de entidades subnacionales, ONGs y Sociedad Civil organizada, actuantes, con derechos reales de  participación y decisiones constitucionalmente vinculantes.

La Constituyente de 1999 sí fue una novedad. (La Constituyente de 1999 fue ilegal porque. fue otro engaño más esta vez aritmético por el cual de desvirtuó la esencia del voto y quien tuvo porcentualmente una pequeña mayoría del 54% para ese momento electoral, se cogió el 96”% de la asamblea y obtuvo más delegados LEER la constitución de 1999 el gran engañohttp://verdadesvenezuela.com/2013/11/08/parte-ix-la-rebelion-de-las-regiones-la-constitucion-de-1999-el-gran-engano/ ) 

Se convocó sin que un proceso fáctico haya la antecedido (Pensamos que si hubo un proceso factico que potenció a Chávez para que violara la Constitución de 1961 y engañara a la gente con la ANC de 1999 que encima no sustituyó el EFC por un EFD sino que aumentó el centralismo y añadió un capitulo lírico sobre derechos humanos que se viola todos  los días y otro sobre los derechos indígenas que nadie cumple. Ese hecho fue la debacle electoral del puntofijismo. Chávez nos engañó a todos inclusive a gente muy preparada como Jorge Olavarría y Ernesto Mayz Vallenilla (aunque no por mucho tiempo) con sus encantadoras promesas de promover un país superior, al que nos dio el pacto de punto fijo hasta los años 75-80. Nos mareó con su árbol  de tres raíces (Bolívar, la libertad. Simón Rodríguez la educación, y Zamora el verdadero federalismo. Y lo demás es deplorable historia)
Aunque el famoso juramento del 2 de febrero de ese año (“sobre esta moribunda constitución”) podría ser interpretado como la sentencia a muerte o el desconocimiento al orden constitucional que entonces validaba ese mandato. Pero no es momento de interpretaciones o melancolías políticas.
El Planteamiento al que Usted hace referencia es el de un "Proceso Constituyente de Iure", es decir, dentro de los límites establecidos por la Constitución Nacional vigente en los artículos 347
Los artículos 347 y 348 constitucionales implican de forma directa la intervención de un poder ya constituido: el electoral, del cual no pienso emitir opinión alguna porque doy por sentado que ambos la compartimos(Los artículos mencionados permiten a la ciudadanía proponer y llevar a cabo una ANC, que está por encima del CNE como poder constituido que es, no es el CNE quien la administra. Claro que un régimen comunista jamás aceptará esto. A menos que y solo que, la presión pacifica de una lucha popular intensa haga que el Gobierno, sabedor de que perderá [por mayoría aplastante la ANC, negocie como se muestra más arriba... En cuyo caso, como en Islandia el Gobierno de transición encomendará a la SOCIEDAD CIVIL (SC) - por ejemplo un Movimiento de Movimientos que agrupe a todos los organismos de la SC no partidistas, porque una ANC no es política partidista  - a organizar la ANC con el CNE en plan de validador, no de administrador. Eso es posible)

Igualmente, correspondería al Poder Electoral convocar el referéndum que ponga en vigencia o no el nuevo texto constitucional, treinta días después de su redacción por la Asamblea Nacional Constituyente (Una vez redactado el nuevo texto constitucional contentivo del nuevo EFD, la convocatoria del referéndum es lo de menos; lo más importante es la pureza de la consulta que debería hacerse con las mismas reglas de votación y transparencia utilizadas para la ANC – Libro Proyecto país- Bases comiciales)
La creación de un Tribunal Nacional Electoral no está contemplado en el ordenamiento constitucional vigente (Cada habitante de éste país representa al poder ciudadano y el conglomerado de  ciudadanos conforman la Sociedad Civil, que organizada se convierte en actor determinante para cambiar el estado de situaciones que afecta el bienestar social tanto personal como colectivo, con incidencia directa en lo material, así como también, en lo psicológico, pues solo en un ambiente de tranquilidad y concordia será posible alcanzar la paz y la justicia, indispensables ambas, para el desarrollo económico, justo y sustentable de las presentes y futuras generaciones.
En este propósito, el Movimiento Constituyente “La Propuesta de los Gochos“, enmarca sus acciones en los cauces constitucionales que definen la convocatoria a una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, de carácter originario, por iniciativa popular e inédita su convocatoria en nuestra vida Republicana, todo ello, con sustento en los mecanismos previstos en los artículos: 5, 7, 70, 347, 348 y 349 de la vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, cuyos textos se transcriben a continuación:
“Artículo 5: La Soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la Ley e indirectamente, mediante el sufragio por los órganos que ejercen el poder público. Los órganos del Estado emanan de la Soberanía Popular  y a ellos están sometidos.”
“Artículo 7: La Constitución es la norma suprema y el fundamento del Ordenamiento Jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución.
“Artículo 70: Son Medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía en lo político: la elección de Cargos Públicos, el Referendo, la Consulta Popular, la Revocatoria del Mandato, la Iniciativa Legislativa Constitucional y Constituyente, el Cabildo Abierto y la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas, cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros;  y en lo social y económico: las instancias de atención ciudadana, la autogestión , la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, las empresas comunitarias y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutuas formas de cooperación y la solidaridad.
La ley establecerá las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación previstos en este artículo.”
“Artículo 347: El pueblo de Venezuela es el depositario del Poder Constituyente Originario. En el ejercicio de dicho poder puede convocar una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE con el objeto de Transformar al Estado, Crear un Nuevo Ordenamiento Jurídico y Redactar una nueva Constitución.”
“Artículo 348: La iniciativa de Convocatoria a una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, podrá tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; La Asamblea Nacional mediante acuerdo de las 2/3 partes de sus integrante; los Concejos Municipales en cabildos mediante el voto de las 2/3 partes de los mismos; y el quince por ciento (15%) de los electores inscritos o electoras inscritas  en el Registro Civil y Electoral.
“Artículo 349: El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los Poderes Constituidos, no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE.
Una vez promulgada la nueva Constitución, está  será publicada en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.”
En consecuencia de todo lo anteriormente expuesto:
Nosotros, el Pueblo Venezolano, depositario del Poder Constituyente Originario, en el ejercicio de nuestros derechos constitucionales, organizados como Sociedad Civil, CONVOCAMOS LA ELECCION DE UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, CON EL OBJETO DE TRANSFORMAR EL ESTADO, CREAR UN NUEVO ORDENAMIENTO JURIDICO Y REDACTAR UNA NUEVA CONSTITUCION.
En tal sentido, se diseñó como instrumento de Convocatoria, una planilla de recolección de la manifestación de voluntad de los ciudadanos en los términos siguientes:
El encabezado: donde se expresa la manifestación de voluntad de los ciudadanos firmantes de Convocar una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, cuyo objetivo es TRANSFORMAR EL ESTADO, CREAR UN NUEVO ORDENAMIENTO JURIDICO Y REDACTAR UNA NUEVA CONSTITUCION
Cada Planilla contiene la identificación de cinco (5) ciudadanos convocantes, acompañado de los datos indispensables para salvaguardar los principios fundamentales de transparencia, equidad, racionalidad y justicia, haciendo lo necesario para garantizar que la persona que firme, sea la persona que dice ser y constatando en un procedimiento establecido para ello, que realmente es elector inscrito en el Registro Civil y Electoral, tal como establece el Artículo 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Contiene: Los Principios Rectores de las Bases Comiciales adjuntas a las Planillas de Convocatoria.

Estos principios se transcriben a continuación:

1.- La elección de los Ciudadanos Constituyentistas será conducida por un TRIBUNAL ELECTORAL CONSTITUYENTE, independientes y cuyos miembros en un número impar, serán venezolanos de reconocida trayectoria ciudadana, representativos de los diversos sectores del pueblo, NO PODRAN SER CANDIDATOS A CONSTITUYENTISTAS DE LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE CONVOCADA.
2.- El TRIBUNAL ELECTORAL CONSTITUYENTE, dictará las normas, adoptará las medidas y garantizará la transparencia del proceso de elección de los Ciudadanos Constituyentistas.
3.- El sistema de elección de los Ciudadanos Constituyentistas será mediante Votación Libre, Universal, Directa y Secreta y garantizará la personalización del sufragio, la representación proporcional, el pluralismo político y el principio Democrático.
4.- El escrutinio de los votos se hará de forma manual, pública y auditable, nacional e internacionalmente.
5.- Se establecerán consultas populares sobre problemas nacionales, que serán de carácter vinculante para la Asamblea, si no se alcanzare la mayoría de votación calificada  de ¾ partes, entonces se impondrá el criterio que el pueblo dicte en la consulta electoral correspondiente.
Todos estos particulares expuestos, plantean las siguientes preguntas:

1.- ¿Quién validará la manifestación de voluntad de convocar la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE expresada en las planillas de recolección de firmas?

RESPUESTA.
La validará el TRIBUNAL ELECTORAL CONSTITUYENTE que se constituirá una vez cumplido el requisito establecido en el Artículo 348 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, luego de la verificación exhaustiva de los ciudadanos convocantes, al menos el 15%  de los electores o electoras inscritos en el Registro Civil y Electoral.

2.- ¿Serán entregadas las planillas de la CONVOCATORIA A LA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE AL PODER ELECTORAL (CNE)?

RESPUESTA: NO SERAN ENTREGADAS AL C.N.E, por las razones expuestas en la pregunta anterior.
Es importante destacar que este es un proceso constituyente inédito, Auto-Contenido y completamente comprobable a los ojos de todos los venezolano y de la Comunidad Internacional, no se relaciona con ningún Poder Constituido, por lo tanto los Poderes Constituidos NO PARTICIPARAN, en el desarrollo del mismo y además tal como lo establece el Artículo 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, “Ni el Presidente o Presidenta la República, Ni los Poderes Constituidos, podrán en forma alguna impedir las decisiones de la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE”.

Finalmente, debemos tener presente que el proceso Constituyente para la Convocatoria a una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE, no es otra cosa que la conciencia ciudadana depositaria de PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO,  quien ejerciendo su soberanía, puede realizar cambios extraordinarios en la vida del País, principalmente cuando la paz y la convivencia ciudadana está bajo la amenaza de grandes convulsiones sociales que pueden alterar el clima de tranquilidad, la seguridad personal, el orden público y la paz social de los habitantes.
 Que, además, ampara a la propia Asamblea Nacional Constituyente propuesta. Ese novedoso Tribunal entonces implicaría la ruptura constitucional que viciaría de hecho todo el proceso adelantado. La ruptura no puede ser el primer gesto de la transición. La ruptura es la que debe llevarnos a la transición. (Usted está imaginando una ANC de viejo perfil administrada por el CNE fraudulento y todo lo demás Que creo está suficientemente aclarado arriba)
En tal caso, debe repetirse lo sucedido en 1945-46, como creo sucederá. No será una Asamblea Nacional Constituyente la que desmantele al régimen totalitario que padecemos.
La Constituyente de 1946, por ejemplo, dejó en vigencia provisional, sin mayores inconvenientes, los poderes ya constituidos, el judicial, el ejecutivo, que era la Junta de Gobierno y el Legislativo, que era esa Asamblea surgida de la ruptura del orden constitucional en 1945.

Sin embargo, no cuestiono la creación de dicho Tribunal Nacional Electoral.

A la ruptura inevitable del “orden constitucional” le sobrevendrá el establecimiento de una Junta de Gobierno que, a su vez, deberá convocar una Asamblea Nacional Constituyente que redactará la nueva Carta Magna que, una vez aprobada en referéndum, nos conducirá indefectiblemente a unas elecciones generales. (Eso mismo planteamos arriba. Creemos juntamente con el Dr. Enrique Tejera Paris que no es necesario romper el hilo constitucional para formar un Gobierno de transición:http://aserne.blogspot.com/2014/04/enrique-tejera-paris-el-gobierno-de.html .
Mientras ello sucede, una eventual Junta de Gobierno o una Asamblea Nacional Constituyente, no pueden asesinar a la República como ya lo hizo el régimen, gobernando sin un marco jurídico constitucional (Ni un Gobierno de transición ni una ANC asesinan la República, sino todo lo contrario: la vivifican y colocan en el camino del progreso primermundista que solo lo puede dar el EFD)

La recuperación del Estado de Derecho, de la estabilidad y del orden para reconstruir la República tiene que hacerse dentro del marco de los valores democráticos que todos tenemos y que este régimen ya sepultó en su doctrinario.

El futuro inmediato de Venezuela implica la ruptura del orden constitucional. No veo otra salida. Dificulto que esa ruptura sea como las del pasado, no creo que la Fuerza Armada Nacional tome la iniciativa de derrocar al régimen, más bien pienso que seguir esperando que eso ocurra, como lo auguran algunos exiliados, sólo nos estanca más y nos impide tomar la iniciativa como pueblo.

Sólo el pueblo en la calle, con unidad de criterio y de acción, puede forzar a que los sectores que pueden hacerlo tomen la decisión de defenestrar al régimen. Y una vez suceda esto, los factores democráticos deben tener muy claro lo que se tiene que decir y hacer. Por eso he insistido tanto en la necesidad de un gran acuerdo nacional entre los factores democráticos que nos saque de esta espantosa calma, casi colaboracionista, que tienen tantos líderes y partidos políticos, comenzando por el propio Secretario de la MUD, coalición que a mi modo de ver ya está agotada.

No estoy diciendo que mañana tomemos la decisión de salir a matarnos a la calle. No. Aunque no podemos ocultar el terrible destino que nos aguarda, el sacrificio por la patria parece ser una condición que se nos ha impuesto para alcanzar la libertad y no debemos asustarnos por ello, detrás tenemos el ejemplo heroico de tantos y tantas que con su sangre edificaron este país que se llama Venezuela y que se nos fue de las manos, por razones que prefiero no comentar esta vez.

El acuerdo nacional que he propuesto en mis reflexiones pasadas tiene que ver con la necesidad de convencernos y convencer a los pocos que quedan en el oficialismo. Convencer al pueblo con hechos sinceros que es ahora el momento de acabar con esta pesadilla, significa vencer al régimen. (Acuerdo Nacional para que, ¿Para volver a la EFC socialdemócrata remendado?) Pero no dudo en decirte algo, en la calle la gente está mucho más convencida de lo que se debe hacer en este momento. Sólo falta que la dirigencia política asuma su histórica responsabilidad y “pongamos sin temor la piedra fundamental de la libertad (¿Cuál es esa piedra fundamental? ¿El EFC socialdemócrata?) Como decía el joven mantuano de Caracas en la Sociedad Patriótica.

Finalmente, puedo decirte que, en mi opinión, la salida no es constituyente, no es electoral, no es dialogante. La salida es luchando en cada calle, apegados a ese artículo 350 constitucional que parece muchos han decidido omitir. Llámese o entiéndase radical esta postura, no puedo ser convencido de participar en cambios donde las condiciones de juego son y seguirán siendo desiguales. (Respetamos su decisión pero no la compartimos. Nos parece que un nuevo Golpe de Estado sería un  fatal salto de la sartén a las brasas. Leer: Golpe o constituyente? …http://proyectopaisviaconstituyente.blogspot.com/2014/05/golpe-o-constituyente-la-pata-tres-3-de.html?spref=tw …).

El día que tuve que dejar mi hogar porque un Tribunal decidió perseguirme por haber manifestado desde febrero hasta el célebre 10 de abril, cuando fue traicionada por la MUD, no sólo la protesta sino la vida de esos 43 venezolanos que se convencieron de esta hora ineluctable, me convencí que el juego democrático realmente no existe en Venezuela y que seguir dándole vueltas constitucionales es traicionar a la patria que nos fue arrebata por la demencia comunista.

Por lo pronto, celebro la lucidez de tus ideas republicanas y espero que pronto nos encontremos en una Venezuela libre, democrática donde todos hagamos el histórico pacto (El histórico pacto que usted y nosotros vamos a promover en una nueva Constitución contentiva de un EFD; el único que garantiza no volver jamás al EFC del atraso y la corrupción en cualquiera de sus dos versiones o EFC socialdemócrata que es marxista light y EFC neocomunista socialista del siglo XXI que es marxista duro, al decir de Fidel Castro: comunismo) de nunca más volver a retornar al abismo en el que estamos.

Con mi afecto,

Robert Gilles Redondo

Con el mismo afecto Luis “Balo” Farías

1 comentario:

  1. En efecto no tenemos líderes. Por eso siempre estoy buscando caras e ideas nuevas entre mis amigos y conocidos. Alguno de nosotros, los todavía invisibles, merecerá la oportunidad que nadie nos da.

    ResponderEliminar